sábado, julio 24

Luneta | Fernando Sánchez

Infodemia en la era de la Pandemia

Que tal, estimado público lector de Resultados Veracruz, a partir de hoy y hasta que la vida, la circunstancia, el COVID o el comité editorial no decida otra cosa, estaremos conversando de temas varios y enfoques diversos sobre lo que va ocurriendo en esta, una de las etapas más difíciles de la humanidad.

Hoy no voy a hablar de COVID-19 pero sí de una enfermedad asociada al temor, al aislamiento y a la pérdida de contacto con la realidad, se llama infodemia, la cual se nutre de una sociedad hiperconectada y al mismo tiempo hiperaislada del contacto humano y el sentido común, y no solo por el confinamiento.

Este padecimiento actúa como un virus que a diario muta y se transforma en nuevas cepas y que viene de sepa donde…, que se puede expandir lo mismo a un inocuo meme, que asfixiarnos patrocinada por verdaderos capos de la desorientación y el fraude.

 La infodemia es un término acuñado por la Organización Mundial de la Salud, a partir del inglés infodemics, es aceptado en el castellano y se define como “una cantidad excesiva de información sobre un problema, que dificulta encontrar una solución” cabe aclarar que cuando hablamos de Infodemia incluimos noticias verdaderas y falsas.

Durante una emergencia de salud, las infodemias pueden difundir errores, desinformación y rumores. También pueden obstaculizar una respuesta efectiva, así como crear confusión y desconfianza en las personas con respecto a las soluciones o consejos que se plantean para prevenir la enfermedad. Por esa razón, quiero compartir mi humilde “protocolo de sanidad” contra las fake news, de tal manera que, en lo que logramos una “vacuna cibernética” o una ley  suene a censura o a control, pues mínimo nos mantenemos alejados del bicho de la desinformación o peor, de la manipulación.

Síntomas:

  • Observe su temperatura frente a una noticia sin fuente, sin antecedentes o catastrófica a lo más…si sube, respire. Si le da sed (de veracidad) busque “otras fuentes” y abreve de ellas.
  • Si observa que el “comunicador” o el medio en cuestión se “lavan las manos” constantemente, no crea que es por higiene y sí por falta de compromiso o solidez periodística, aplique “help”antibacterial y cápsulas de googlecilina hasta que baje la desinformación.
  • Mantenga su sana distancia, no se apasione hasta no escuchar una segunda opinión, y recuerde que, a diferencia de las medidas empleadas contra el COVID, para el caso de las infodemias se requiere exigir a quien proclame mentiras completas o verdades a medias… exigir quitarse las caretas y desconfiar de discursos que aspiren solamente a cubrir bocas.

Todo esto más los tés de rigor: Pregunta- Té, fija-Té, cuestiona Té…

De ahí en fuera, todo es reposo y tiempo al tiempo. Que la pasen muy bien y seguimos platicando por escrito y leyéndonos en este esfuerzo de comunicación anti infodémico llamado Resultados Veracruz.

Quedo atento a sus comentarios, a cuidarse de anemias, pandemias e infodemias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial