27 de mayo de 2024

LA ESTULTICIA|POR ARTURO DEL BOSQUE

De nuevo y con la misma torpeza, los adversarios o enemigos declarados del presidente López Obrador y el gobierno de la república, se embarcan en un ataque, el enésimo, para intentar minar la principal fortaleza del mandatario, su honestidad, que a decir de él presidente, es el bien que mas aprecia de sí mismo.

Vale la pena definir el concepto que escogimos para el titulo de esta colaboración, La Estulticia; Como estulticiase denomina la tonteríaque, pornecedado por ignorancia,caracteriza a una persona. La palabra proviene del latín stultitĭa y se deriva de stultus, que significa ‘necio’.

Como tal, es una palabra que se refiere a aquellos que, en sus actos, palabras, acciones u omisiones, demuestran falta de conocimiento, tacto o discreción en relación con determinados asuntos y que, debido a ello, se comportan más bien haciendo gala de su necedad, idiotez y falta de respeto ante determinadas cosas.

Estulticia encontramos en la política cuando nuestros representantes hacen alarde de su ignorancia o desinterés ante determinadas cosas. Estulticia es la del ignorante incorregible.

Sinónimos de estulticia son, en síntesis, necedad, estupidez, sandez, tontería, bobería, disparate, imbecilidad o idiotez. Mientras que antónimos serían acierto, astucia, agudeza o perspicacia.

El día 30 de diciembre se publican artículos en tres medios, vale decir que de poca monta, un reportaje de Tim Golden  según el cual, entre el año 2009 y 2010 la DEA, agencia antinarcóticos de los Estados Unidos habría realizado una investigación que relacionaba al cártel de Sinaloa con la campaña presidencial de López Obrador en el 2006, desde la ambigüedad de la cifra viene la suspicacia, es decir, según el reportaje , personas cercana al hoy presidente habrían recibido entre 2 y 4 millones de dólares, esta inconsistencia empieza a minar la credibilidad del supuesto arreglo entre el cártel y los personeros del entonces candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

De nuevo, como el borracho que una y otra vez se topa con el mismo poste, los adversarios intentar socavar la principal fortaleza del presidente, vano afán, si cuando tuvieron todo el poder del estado, los medios, los empresarios corruptos, la iglesia, no lograron posicionar la narrativa de que López Obrador era un político corrupto como todos,

La supuesta entrega de dinero a la campaña presidencial de López Obrador en el 2006 se fraguaría inicialmente en una entrevista entre Edgar Villarreal y dos personajes cercanos al entonces candidato, el periodista Tim Golden afirma que sus investigaciones ubican esta reunión en Nuevo Vallarta, Jalisco, en el año del 2006, por su parte Anabel Hernandez cita esta misma entrevista solo que a finales de 2005, ambos periodistas citan la misma fuente, una investigación de la DEA, por lo tanto alguno de los dos miente, mas bien, ambos mienten, ante las inconsistencias se acude al escándalo, los gritos destemplados de Anabel que no se sostienes según sus propias palabras, veamos.

En una entrevista que esta en redes, Anabel Hernandez trata de minimizar los señalamientos que le hace el periodista Julio Hernández acerca de la falta de pruebas, la periodista Anabel Hernández le dice con la soberbia de quien se siente la mama de Chita, como coloquialmente decimos por acá, “Julio, tu no estuviste ahí, en el distrito sur del departamento de justicia en Estados Unidos, yo si estuve y fui testigo directo del reportaje de la DEA, yo entreviste personajes que estuvieron en las reuniones y me confirmaron el acuerdo entre Edgar Valdez en nombre de Arturo Beltrán Leyva y la campaña de Amlo y bla, bla, bla…”

Sin embargo, la periodista Anabel Hernandez en su desesperación va enredándose con su lengua viperina, si no como se entiende que en al año del 2012, es decir, cuatro años después de la supuesta investigación de la DEA, la “sagaz” periodista afirmara que al escuchar que el hoy presidente era señalado de actos de corrupción y de riqueza inexplicable, se dedicó a investigar al señalado, estas fueron las palabras que, para fortuna de la verdad, están y son públicas en video:

 “Yo, que presumo de ser una periodista experta en investigar los temas de corrupción, que le encontré las joyas a Fox, que exhibí a Juan Camilo Murillo, que le he encontrado las propiedades al secretario Genaro García Luna, que se supone que nadie debe de saber dónde vive, yo sé dónde vive y sé cómo compró esa casa, le puedo decir que AMLO yo Anabel Hernández no he encontrado nada que tenga que ver con ese enriquecimiento ilícito del que se quería acusar, generar el rumor para desprestigiarlo”

Si la periodista estuvo presente y fue testigo de la investigación de la DEA en el 2009 o 2010, como entender que no lo haya señalado en esa ocasión, siendo un hecho de la extrema gravedad que se le presumía, pamplinas, Anabel enredada en sus mentiras.

Esta investigación, a decir de los periodistas Tim Golden y la propia Anabel Hernández, inicia con un sujeto de nombre Roberto López Nájera como la fuente inicial de la Administración de Control de Drogas​ de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) para la investigación del presunto financiamiento del Cártel de Sinaloa a la campaña de 2006 del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, según el medio estadounidense ProPublica.

El reportaje de ProPublica menciona que en los procesos judiciales en México se ha identificado a Roberto López Nájera por el alias “Jennifer.” Sus revelaciones se convirtieron en el motor principal de la “Operación Limpieza”, una iniciativa de Felipe Calderón contra funcionarios corruptos en las agencias federales y las fuerzas armadas. Así, López Nájera no solo colaboró con la DEA, sino que también trabajó como testigo colaborador para la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Sin embargo, el subsecretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles, y el subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO), Noé Ramírez, fueron puestos en libertad y exonerados tras las acusaciones de estar ligados al Cártel de los Beltrán Leyva. El País publicó en 2013 que el principal testimonio aportado contra ellos fue el de Roberto López Nájera.

Ricardo Sánchez, abogado de Tomás Ángeles, afirmó a El País que la procuraduría mexicana le dio tanto crédito a la información de “Jeniffer “como si se tratara de “un notario”, y no se preocupó de corroborarla. “La usaron sin escrúpulos”, declaró.

Otro exfiscal antidroga mexicano, Samuel González, sostuvo que la procuraduría instrumentalizó los testimonios de “Jennifer”. “No verificaban lo que decía porque usaban su información con fines políticos”, dijo a  El País.

Esta es la calidad moral del principal testigo del fallido caso de la investigación de la DEA, sin embargo, se ha echado a andar una campaña de medios para darle credibilidad a esta calumnia, Carmen Aristegui y demás fauna se agarran de cualquier clavo ardiendo con tal de descalificar al actual presidente de México, estas estrategias fracasaron cuando el hoy presidente era opositor al gobierno, hoy le harán lo que el viento a Juárez.

En el reportaje de Anabel Hernandez la periodista afirma que el propio Amlo habló por teléfono con Arturo Beltrán Leyva, uno de los lideres del cartel de Sinaloa, a ver quién le cree, además afirma que Francisco León, “Pancho León”, ex aspirante a una senaduría por Durango, del cual dice que fue aspirante a una senaduría por Coahuila, otra inconsistencia, la más ridícula de todas es cuando la periodista afirma que este personaje le llenó el lecho del Rio Balsas en la laguna con miles de personas en un gran evento del entonces candidato, solo que tal rio se encuentra en los estados de Guerrero y Michoacán, esta pobre de Anabel no sabe ni con cuantas gordas llena.

JESUS ARTURO DEL BOSQUE DE LA PEÑA/OPINION/SALTILOLO, COAH/6 DE FEBRERO 2024