sábado, octubre 16

¡Ya pasó la primera, hay que estar “agujas” con la segunda!

José R. Martínez

Con gran aceptación participación, no solo de la ciudadanía, culminó la primera fase de la Jornada de vacunación contra el COVID 19 dirigida a adultos mayores en Veracruz: la gente asistió, los recintos estuvieron abiertos y funcionales, se implementaron los protocolos y las  dinámicas de atención a personas que llegaban en su propio transporte e incluso  se dispusieron, cuidando todos los detalles, operativos para utilizar las flotillas institucionales y ponerlas al servicio de esta población y sus familiares.

Y podríamos decir que ¿dónde está el mérito? si esto a todas luces suena como una mínima obligación, yo creo en que el mérito precisamente está, en no haber generado noticia para los cazadores de errores, los megáfonos de las dudas o los coleccionistas del error… Así es, una campaña tan compleja que necesitaba funcionar “bien y a la primera” funcionó, cumplió y rebasó las expectativas de propios y extraños.

Ahí queda la gestión y la suma entusiasta de instituciones como la Universidad Veracruzana que dispuso de personal y estudiantes para integrarse a esta jornada histórica, y de igual manera se involucraron docentes y personal administrativo de las facultades de Medicina, Enfermería, Odontología y Nutrición, así como del CESS y el IIMB

 De instituciones como Conalep Veracruz que abrió sus puertas en algunos planteles para que sirvieran como recinto y así brindar Atención a la Comunidad, de voluntarios, secretarías, mandos medios y altos rangos, que trabajaron horizontalmente poniendo por delante la salud de la gente y la esperanza de que pronto llegue la Nueva Normalidad.

Los números son halagadores y estamos esperando la segunda para quienes son la población más vulnerable, así que todo en orden y marchando, y más allá de si la vacuna que le tocó a su padre, su madre, su abuela o abuelo sea de Pfizer o SINOVAC, lo más importante es no confiarnos, y esperar la segunda dosis, no para presumir con desacato la inmunidad, sino para seguir procurando a nuestras y nuestros ancianos, por el valor humano que tiene su vida, por lo que representa su experiencia y por el respeto que nos merecen, lo mismo que los jóvenes que construyen el futuro, las y los veracruzanos que construyeron ese pasado que hoy se expresa en nuestro presente.

¿Cuándo llegará la vacuna para los de 60 y menos? Pronto seguramente, pero si en el camino, alguien le ofrece una vacuna contra el pesimismo, el conformismo y la mirada negligente, tómela…descansé unos días y manténgase en observación, si pasando este periodo usted observa que le hizo reacción, no se alarme, al contrario, quiere decir que la vacuna está funcionando, se llama Transformación y se aplica con conciencia una cuarta arriba del corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial