21 de mayo de 2024

Pepe Yunes perderá, jugada de Yunes Linares lo pone en evidencia

Las señales que lanza el cuarto de guerra (war room) de Pepe Yunes es de total desesperación; en las últimas horas han intensificado el golpeteo en distintos medios desinformativos, con la intención de vender una falsa imagen de la inalcanzable competidora Rocío Nahle.

El fin de semana aprovecharon para difundir que Rocío Nahle tenía más propiedades y dinero en el extranjero, aspecto que fue inmediatamente desmentido por la morenista. Pero lo hicieron así para que tardara en dar respuesta y se difundiera ampliamente la mentira.

El golpeteo en medios nacionales no ha cesado, la derecha le apuesta a la desinformación y la confusión de los ciudadanos para que, en el momento de emitir su voto, puedan decantarse por la derecha.

Lo que no han valorado los derechistas es que las campañas contra AMLO fueron así, guerra sucia, y jamás pudieron bajar el número de personas que confiaban en él, y lo mejor, a cada andanada de infamias lo fortalecían; a eso hay que agregarle la gran labor del mandatario, quien no falló a los mexicanos.

La derrota de Pepe Yunes está anunciada, y no por los morenistas, no por simpatizantes de Rocío Nahle; la derrota de Pepe Yunes está confirmada por la jugada maestra de Miguel Ángel Yunes Linares. Sí, el exgobernador que mandó a su hijo a competir contra Cuitláhuac García y terminó perdiendo.

El exgobernador no juega a perder, a pesar de que algunas jugadas le salieron mal. Usó todo el aparato del estado para posicionar a su hijo, sí, obligando a los trabajadores del estado a sumarse. Extrañamente hubo un silencio cómplice de medios que no abordaron el tema, igual ocurrió en el momento en que el priista Héctor Yunes jugó contra Miguel Ángel Yunes y los priistas dispusieron de todo el aparato gubernamental para apoyarlo.

En esos momentos, nadie se dio cuenta que los burócratas fueron intimidados para que apoyaran a Héctor Yunes. En fin, hoy el exgobernador Miguel Ángel Yunes lanza a su hijo para competir por la senaduría y en la suplencia va él.

Si hay tanta certeza de que van a ganar, ¿por qué no lanzó a su hijo a la gubernatura?

La respuesta es simple: Pepe Yunes va a perder, y la única posibilidad que tienen de mantenerse vigentes es la posición que negociaron. No quisieron la candidatura opositora a la gubernatura, porque esa está nacida para perder.

Pepe Yunes ya perdió y no se ha dado cuenta.