domingo, julio 25

“Enfermérides” Día de la Bandera: Tutorial para patriotas distraídos

Por Leticia Caso

Ya llega el día de la bandera y con este los homenajes, las guardias de honor y demás despliegues, desplantes y demás actividades que se organizan para honrarla, claro, desde la sana distancia y con todos los protocolos de sanidad.

Así que, si usted calcula que estará en medio de un acto de estos, tome todas las precauciones y apréndase estos lineamientos o principios para honrarla como se merece y no andar aplaudiendo ni haciendo desfiguros, claro, con la mejor de las intenciones patrióticas, pero lejos de lo que marcan los cánones establecidos.

Lo primero que hay que saber, por si le preguntan, es que fue el presidente Lázaro Cárdenas quien instituyó la efeméride en 1940 porque fue en esta fecha que se proclamó el “Plan de Iguala” para concretar la Independencia de nuestra Patria. Poco después, Vicente Guerrero e Iturbide decidieron conformar el Ejército Trigarante; enarbolando por primera vez, los colores que hoy dan identidad a todos los mexicanos.

Ahora comencemos por lo más simple…

  • El saludo civil a la Bandera Nacional se hará en posición de firme, colocando la mano derecha extendida sobre el pecho, con la palma hacia abajo, a la altura del corazón. Los varones saludarán, además con la cabeza descubierta.
  • Segundo, si le toca recibirla, se entregará tomándola inclinada hacia su hombro izquierdo, mano izquierda arriba y mano derecha abajo sin que la Bandera toque el piso, sin sujetar el lienzo al asta, él abanderado la recibirá con mano derecha arriba y la izquierda abajo, con energía flexionará los brazos hacia el pecho.
  • Si le toca izarla por favor realice un recorrido de marcha con una escolta alrededor del lugar donde se encuentra el mástil donde se va a izar la bandera. Desdoble la bandera cuando se llegue al mástil, esto se realiza con tres personas de la escolta, dos la desdoblarán de forma horizontal y perpendicular al suelo, la tercera persona se colocará del lado izquierdo de uno de ellos para sostenerla y que esta no toque el suelo.
  • Y por favor… por muy patriota que sea, o no importando que haya ganado el quinto partido la selección, recuerde que los ciudadanos no podrán usar el símbolo patrio en sus vehículos, exhibirla en sus lugares de residencia o de trabajo. En estos casos la bandera podrá ser de cualquier dimensión y con el escudo impreso en blanco y negro.
  • Para terminar, nada de andar de “candil de la calle y oscuridad de su casa”, recuerde que cuando a una ceremonia concurran la bandera y una o más de países extranjeros, se harán primero los honores a la nacional y, en seguida, a las demás en el orden que corresponda.

Hasta aquí con las “enfermérides”, nos leemos para la próxima fecha celebrable, conmemorable o simplemente, digna de sacarla del olvido.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial