19 de mayo de 2024

HISTORIAS Y REFLEXIONES Por Elena de Troya

«Realmente el gobierno tiene aún mucho trabajo por delante pero ante todo la sociedad tiene que cambiar la mentalidad y ver a estas personas como lo que son, capaces de servir al pueblo, no que se sirvan de ellos.»

La siguiente es una historia más de nuestra sociedad real; no la sociedad bonita de fiestas, restaurantes, reuniones sociales de la alta, de la élite donde los menos favorecidos, los marginales, los discapacitados no tienen cabida, lugar ni espacio.

Sin embargo, en el mundo paralelo de los discapacitados también existen el amor, los sueños los deseos de ser felices, de ser aceptados, formar una familia, tener un lugar importante e igualitario ante la sociedad.

Lo triste de estos sueños es que dentro de la comunidad de discapacitados; así como hay personas nobles y bondadosas también hay personas que la misma dureza que les ha tocado vivir los ha vuelto insensibles; amargados por su situación y buscan la manera de aprovecharse de otros discapacitados más vulnerables, la siguiente es otra historia más real de esa sociedad discapacitada.

Rita es una chica de 30 años su discapacidad es motriz no puede caminar se desplaza por el suelo; el gobierno le está dando el apoyo, su familia la componen tres hermanos Rita vive con uno de ellos; su hermano con el que vive le dice para justificarse que la va llevar todos los días a la alameda para que no esté aburrida encerrada en la casa; pero la realidad es con el fin que las personas que pasan por ahí le den unas cuantas monedas, se da cuenta su hermano que le puede sacar provecho a su condición de discapacidad; lo que su hermano ignora es que de esta forma conoce a Ricardo, quien a pesar de tener una discapacidad menor ya que él solo tiene una pierna más corta que la otra y camina con muletas; pero no tiene buenos sentimientos y trata de ver de quién se puede aprovechar.

Entonces él comienza a enamorar a Rita, la va a visitar a la Alameda todos los días, platica mucho con ella pasa horas a su lado le lleva pequeños obsequios: dulces, chocolates, cosas insignificantes que a ella la hacen feliz de esta forma se tratan por 6 meses y ya que él consiguió su confianza comienza a pedirle dinero de su apoyo; a pesar de que es el hermano de Rita quién le retira su dinero del banco y dispone de una parte de ese apoyo, ella como está tan enamorada de él comienza a ser más esquiva con su hermano pues Ricardo le pide que sea él quien se lo saque del banco el dinero; por fin termina por convencerla y le da la tarjeta.

En dos ocasiones le entrega su dinero pero le pide prestado ella como confía en él le presta; y él le dice que después le pagará pasa el tiempo y entonces toca de nuevo sacar y Ricardo simplemente desaparece con el dinero dejándola sola; abandonada, triste, confundida y desilusionada; su hermano la recrimina por confiar en un desconocido; desafortunadamente no comprende la necesidad de Rita de sentirse amada aceptada y querida por alguien; por algún tiempo Rita llorará y sufrirá hasta que su corazón encuentre de nuevo el sosiego que da el pasar del tiempo.

La discapacidad no hace distingos entre géneros por lo que las historias se dan en ambos sexos.

La siguiente es la historia de Roque, él nació completamente sano pero en su adolescencia comenzó con problemas de vista sus padres lo atendieron rápido pero la enfermedad que le dio avanzo muy rápido; le dio glaucoma y en poco tiempo perdió la vista por completo, sus padres preocupados lo metieron a una escuela especial para invidentes y ahí lo enseñaron a valerse por sí mismo; aprendió a caminar en la calle solo, aprendió el sistema braille, incluso puede hacer manualidades de todo tipo, todo esto lo aprendió en la CDMX y regreso a su estado de origen como su familia es de escasos recursos.

No tiene estudios y lo único que hace es enseñar lo que aprendió y estar en una tienda que pusieron sus padres en su casa; pasa el tiempo y conoce una chica llamada María, invidente cómo él se enamoran y hacen una vida juntos aún en contra de la familia de ella; tienen dos hijos una niña y un niño, la pequeña nace también con problemas de visión, pasa el tiempo y su esposa enferma y muere; él se queda con la niña y los padres de su esposa María con el pequeño, Roque educa a su hija sigue pasando el tiempo; sus padres fallecen y se queda él con su hija en la casa de los padres continua con la tienda de abarrotes y  da clases de braille Roque ya tiene 58 años; su hija tiene 18, ella poco pero ve, la chica está estudiando y tarde o temprano hará su vida; su hijo sigue viviendo con sus abuelos pero ellos le dicen a Roque que es muy rebelde y no los obedece.

Roque está pensando seriamente en llevarlo a vivir con él pero opta por mejor llevarlo a terapia psicológica y darle tiempo; Roque aún cuando tiene una vida activa y muy ocupada, en sus momentos de tranquilidad se siente muy solo le entra la melancolía desde que falleció su esposa no ha vuelto a tener pareja por estar pendiente de sus hijos; él siempre ha estado enamorado de una chica también discapacitada pero ella también tiene su historia la cuál se narrará en otra entrega; ahora el protagonista es Roque, podemos ver qué su historia está llena de superación personal, su ceguera no le impidió continuar con su vida y está sacando adelante a sus hijos aún cuando en lo sentimental no ha logrado realizarse; pero la vida sigue y da muchas vueltas y su futuro amoroso todavía puede ser maravilloso.

Aquí, hasta este momento se ha narrado la historia de dos personas discapacitadas de un estatus social bajo, a continuación se narra la historia de un joven con síndrome de down de un estatus social alto.

Andrés nació en una familia de condición media alta su madre al nacer él ya tenía una hija mayor; la pequeña era 15 años mayor que su hermanito por lo que se hizo cargo de él desde pequeño; la chica se llama Esperanza, a ella no le acomplejó el tener un hermano con esa condición, y cuando tuvo la mayoría de edad se realizó completamente tuvo varios pretendientes que cuando les presentaba  a su hermanito la mayoría salían huyendo; pero hubo uno a quien no le importo, la comprendió y la aceptó formaron una familia se casaron y tuvieron dos hijos normales.

Cuando su madre falleció le pidió que se hiciera cargo de su hermano pues su condición era vulnerable y tenía que depender de ella, Esperanza le prometió a su madre que así lo haría, pasaron los años, esta chica se convirtió en una contadora y tuvo la fortuna de entrar a trabajar a dependencias gubernamentales; en dichas dependencias se dieron cuenta de que ella estaba al cuidado de su hermano por lo que recibió los mejores apoyos, pues la tenían en un alto grado de consideración por ser tan buena hermana. En la actualidad los hijos de Esperanza ya son personas que se valen por sí mismos tienen sus propias profesiones; ella sigue viendo por su hermano, cuidándolo, protegiéndolo, dándole todo lo necesario para su bienestar, desafortunadamente no todo es miel sobre hojuelas ya que el joven Andrés, bueno ya ahora adulto con síndrome de down, no tuvo la oportunidad de desarrollarse ni personalmente, ni profesionalmente pero nunca ha carecido de nada; a pesar de eso una historia un tanto diferente con un final bonito, más no feliz en este mundo de todo hay.

¿Porque narramos nuestras historias? porque la felicidad aspirar a ella es una condición natural del ser humano; aun con nuestras limitaciones somos eso, seres humanos, personas con discapacidad por tal con obligaciones pero también con derechos; las sociedades deberían tutelar y velar por el bienestar de toda la población en el caso de las discapacidades generar entornos amigables no hostiles; afortunadamente ya no se nos esconde ni oculta, como anteriormente se hacía, será permanente nuestra lucha, primero, para que nos escuchen, luego, para cambiar, cambiar todos juntos.

En nuestra sociedad mexicana existen muchas carencias en relación a muchos temas pero realmente cuando un pequeño discapacitado nace en una familia de bajos recursos es aún más palpable el grado de marginación que pueden sufrir estás personas; sería importante que el gobierno implementará un censo y dónde se ubicara el nacimiento de un discapacitado, tanto la familia completa como el afectado reciban atención psicológica y de integración plena a la sociedad en todos los ámbitos.

Es muy importante que una persona con discapacidad sepa, como dije arriba,  que tiene derechos y obligaciones que puede y debe ser alguien productivo para el país; y que también tiene derecho al estudio, la diversión, el buen trato, el amor y que sea la discapacidad que sea nadie tiene derecho a abusar de quienes enfrentan esta condición; realmente el gobierno tiene aún mucho trabajo por delante pero ante todo la sociedad tiene que cambiar la mentalidad y ver a estas personas como lo que son, capaces de servir al pueblo, no que se sirvan de ellos.