25 de septiembre de 2022

El monólogo psicótico de la oposición a AMLO|Crónicas Ausentes|Lenin Torres Antonio

“Hablar con uno mismo! implicaría dos lecturas cuando menos, una, que ocurre una profunda reflexión en un momento puntual de la vida, incluso, podríamos decir que es sano hacerlo, pues es como ejecutar una introspección que puede resultar en mejorar la salud mental, y la otra, que es un síntoma psicótico, se cree que hay un alter ego ahí que responde a las mismas coordenadas conceptuales e imaginativas del sujeto que delira, y que en cierta manera no se da cuenta el sujeto que es él mismo. Algo semejante le está pasando a la oposición a AMLO, hay un especie de diálogo consigo mismo, un monólogo, en el que un grupo determinado de individuos que están en el ámbito político, mediático, e intelectual repiten sin cesar sentencias, falacias, retóricas sin ningún sustento, que obedecen a una campaña mediática organizada, hay sujetos que están arriba, que están organizando premeditadamente ese perverso acto psicótico, y que pretenden llegar a más interlocutores.

Han pasado cuatro años desde que se inició ese monólogo psicótico de la oposición a AMLO, en el cual han repetido una y otra vez un diagnóstico a bote pronto de un país que ellos ven que está en decadencia y en crisis, sin darse cuenta que están reproduciendo en su delirio sus periodos demiurgos en el que gobernaron México, intentando siempre crear una imagen derrotista de México, ese acto psicótico de la oposición a AMLO les impide aceptar que “los viejos tiempos” no son “los nuevos tiempos”, por eso, aunque les muestren los resultados positivo con pruebas que ha tenido el gobierno del presidente Obrador hay una negación permanente, es más, estos ejemplos lo podemos ver en platós televisivos, canales en la redes sociales, etc., no obstante, ocurre acto de salud mental y en ocasiones en esos platós de “comunicación”, incluso, algunos con temas deportivos (1), se les escapa algún psicótico que se vuelve normal y empieza a hacer una defensa al gobierno de AMLO, claro, incomodando a los conductores y a los otros psicóticos invitados al plató, quedando en una posición limitada de los conductores porque no tienen la capacidad de responder con contraargumentos como requeriría cualquier debate.

Así vemos actuar a la oposición a AMLO, con esos actos psicóticos, monólogos, se deslizan arbitrariamente de un tema a otro, haciendo sentencias, aseveraciones sin fundamentos, y verlos patéticamente que no se dan cuenta que están hablando consigo mismo, que se leen entre ellos mismo, que existen fantasmas que son sus interlocutores, que por cierto, los compran, como los famosos bots para ser trending topics y parecer que son muchos, o sea, compran su popularidad, porque parece que uno de los criterios en la comunicación en internet, particularmente en las redes sociales, es que a mayor like y suscripciones mayor credibilidad, una trampa capitalista del mercado de internet para ganar más money, siguen en su tendencia de auto engaño de invertir en su imagen, ya no como la que crearon con TELEVISA del “célebre” Peña Nieto, con su boda real con Angélica Rivera, para influir en el inconsciente colectivo de los mexicanos, en ese entonces, los culebrones tele novelescos tenían un gran peso hasta político.

Pese a esa campaña mediática donde han invertido millonarias cantidades de dólares, la oposición a AMLO no obtenido los resultados deseado, que les creyeran sus mentiras  y los mexicanos sufrieramos de una amnesia colectiva espontánea, sin siquiera darse a la tarea de construir caras nuevas, nuevos liderazgos, siendo los mismos los que dirigen, comentan, azuzan, mienten, y quienes formaron parte de la banda delincuencial que nos atracaron y sumieron a México en un retroceso en todos los indicadores sociales y económicos, y, degeneraron la política y crearon una cultura de la corrupción y simulación.

Este monólogo psicótico surrealista de la oposición a AMLO lo podemos describir en tres escenas:

Escena primera, una banda delincuencial roba nuestras casas y nos sume en una crisis pública a todos los mexicanos.

Escena segunda, esa misma banda delincuencial sin cambiarse de ropa se pasean por nuestras calles con total impunidad, y tienen una vida pública sin remordimiento, e incluso se unen para hablar del caso del “robo a México”, como aquellos psicópatas que participan en la búsqueda de la persona que yace muerta en su casa, violada y mutilada.

Escena tercera, esa misma banda delincuencial se viste de oposición reconvertidos en fieros demócratas e intachables hombres y mujeres que creen en el estado de derecho, y nos vienen a decir que son los actuales gobernantes quienes robaron y saquearon a nuestro país, y nos ofrecen justicia y progreso.

Pero ese monólogo psicótico de la oposición a AMLO es desechado por los resultados, porque México si bien es cierto, no está extraordinariamente mejor como desearíamos muchísimos, está mejor en términos simples, ya que el “estar mejor” ha sido muy complicado por las cantidades de recursos económicos que han utilizado la oposición económica  y política a AMLO para desestabilizar y generar inmovilismo, e influir en cierto sectores, como los grupos parlamentarios prianista y MC, que sin debatir han desechado importantes reformas legislativas del presidente Obrador, siendo in-solidarios al trabajo arduo que hace el presidente Obrador para sacar a México del oscurantismo y el retroceso en que lo dejaron esa oposición antes políticos, comunicadores, intelectuales y empresarios, y ahora convertidos en psicóticos.

Alazraqui ve a Loret, Loter a Lozano, Micha a Brozo, etc., y trabajan en las mismas citas de los temas que van dando a conocer según el guión escrito por los de “arriba”, quienes invierten y pagan sus salarios, además se les unen los resentidos, los ex burócratas ex afortunados deseando que vuelva los de siempre, el amigo con quien les iba muy bien. En las redes sociales la citas repetidas de los “profesionales” de la información, unísonos, repiten la mentira tratando de convertirla en una verdad, algunos casos rayan en la patología y son deprimentes, como la entrevista que lizo Loret de Mola al embajador de EEUU (2), primera observación, la retahíla de preguntas dirigidas a obtener respuestas negativas de AMLO y del gobierno de México, y por ende, reproducir la imagen catastrófica de México, segunda observación, ante la impotencia de no obtener lo deseado, ver su rostro descompuesto y malhumorado, apresurando la siguiente pregunta ante la respuesta indeseada del embajador, y así, esos cuadros psicóticos, monólogos, se repiten en cada uno de esos emisarios de los malos augurios, quienes basan sus acciones y “moral” en un principio inmoral y perverso, ¡si la va mal al gobierno de México me va bien a mí!, impotentes ven como pasan el tiempo y la popularidad y aceptación de la gente al presidente Obrador se mantiene intacta, e inclusive, sube, y no aceptan ni aceptaran que es por una sencilla razón, está gobernando bien, trabajando para todos, y principalmente para abatir las aberrantes desigualdades y sacar a México de esa crisis pública y moral que causaron esos apátridas que responden a la única pregunta: “¿y el dinero?, es el único dios verdadera” (3).

(1)   https://youtu.be/3XDfrxkFB04

(2)   https://youtu.be/hieBtGUnabQ

(3)   Estrofa de la canción Como Te Digo una “Co” Te Digo la “O” de Joaquín Sabina.

Septiembre de 2022