24 de mayo de 2024

El ancla de almirantazgo del siglo XIX llega a la Casa de la Cultura de Progreso, en Yucatán, tras su restauración

·         La pieza se acompaña de la muestra infográfica El patrimonio cultural subacuático de Yucatán. La importancia de su preservación in situ

·         Este hecho subraya el compromiso interinstitucional y comunitario en la conservación de nuestras raíces históricas

Progreso, Yuc.- El ancla de almirantazgo del siglo XIX, descubierta durante las obras de remodelación del Malecón Tradicional de Progreso, en 2022, fue restaurada por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y colocada para su exhibición permanente, acompañada de la muestra El patrimonio cultural subacuático de Yucatán. La importancia de su preservación in situ, integrada por infografías.

La muestra abrió al público este 21 de febrero de 2024, en la Casa de la Cultura de Progreso, presentada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Centro INAH Yucatán, y el H. Ayuntamiento de Progreso, cuya colaboración se manifiesta en el trabajo de recuperación del bien patrimonial y su difusión.

La directora del Centro INAH Yucatán, Anna Goycoolea Artís, comenta que este acontecimiento marca un hito en la preservación y divulgación del legado marítimo de la región, al devolver el ancla para disfrute de la sociedad. Asimismo, este esfuerzo conjunto refleja el compromiso de las autoridades locales y nacionales en la protección y promoción de nuestro patrimonio marítimo.

“El retorno del ancla es un testimonio del compromiso interinstitucional y comunitario en la conservación y preservación de nuestras raíces históricas”, dijo la arqueóloga egresada de la ENAH.

Hallada durante las obras de remodelación del Malecón Tradicional de Progreso, en marzo de 2022, el ancla de almirantazgo, fabricada en hierro forjado y datada hacia el siglo XIX, fue restaurada meticulosamente por especialistas del Centro INAH Yucatán, en un proceso que no solo representa la salvaguarda de un objeto histórico, sino también el reconocimiento de nuestra conexión con el mar y su significado cultural.

El patrimonio cultural subacuático, bajo protección del INAH, desempeña un papel fundamental en la preservación de los océanos y la biodiversidad marina, al tiempo que genera conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

Los arrecifes bioculturales, donde hay restos arqueológicos que sirven como sustrato, son puntos clave. Al colonizar maderas, metales, cañones, anclas y máquinas, estos arrecifes promueven la vida marina, mantienen una amplia diversidad de peces y previenen la erosión.

Además, contribuyen a restaurar la biodiversidad al ser refugio y sustrato para la fijación de algas, moluscos y crustáceos, lo que a su vez nutre a las especies marinas y mantiene la salud general del ecosistema.

La Casa de la Cultura de Progreso se localiza en calle 25 por 80, colonia Centro, Progreso, Yucatán. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 17:00 horas.