lunes, julio 4

CLASE DOMINANTE DE LAS MINORÍAS|A propósito de la tenue oposición al Sistema Mundial de explotación Dominante Virtual-Real de la democracia social|Crónicas Ausentes|Lenin Torres Antonio

Los teóricos de la política, de la historia, de lo social, habían creído que todo Cambio Social era precedido por un agotamiento del modelo de explotación dominante, y que era en los muchos casos, un modelo local de explotación dominante, sólo ha sí podrían explicar las variedades en tiempo y forma de los cambios sociales o rupturas históricas en las distintas sociedades en el mundo, además que otro elemento fundamental era que todo cambio social o ruptura histórica se daba predominantemente en un escenario necesariamente violento. Pero todo ha cambiado desde que el modelo de explotación dominante se convirtió en un verdadero sistema mundial de explotación, configurado en un proceso de globalización aludiendo al pensamiento occidental único legitimador mundial, y el empoderamiento de una identidad de Hombre Universal ilustrado, es desde de ahí donde se construye todo para poder hacer efectiva la explotación desde una base teórica biológica encubierta, por lo que lo social y lo público vienen a constituir conceptos polimorfos perversos que apuntan siempre a una contradicción la democracia como un concepto inalcanzable y la igualdad como un concepto vacío, que aparentemente ha pasado desapercibido porque así ha convenido al sistema mundial de explotación dominante, y ha permitido la legitimación innecesaria porque el poder ocurre más allá de esas coordenadas conceptuales sociales y humanistas, y de ese escenario legitimador que es el estado democrático, así que todos los demás conceptos polimorfos perversos, como es la justicia, la igualdad, el estado de derecho, la democracia, el individuo, lo bueno, lo malo, etc., vienen hacer conceptos superfluos de una gran obra escrita siempre a modo del autor.

La historia social tienen una evolución desde lo local a lo global, y para que el modelo de explotación dominante local se convirtiera en un verdadero sistema mundial de explotación, requería la sofisticación masiva de los medios de comunicación, el mensajero, la carta, el telegrama, la radio, la televisión, nunca tuvieron la potencialidad como medios de comunicación globales, y técnicamente nunca fueron globales, y esto se logró en el presente siglo que transcurre, con el control virtual de lo real y la aparición de la Internet y las redes sociales (la construcción paralela de la otra vida humana, una escisión en la unidad “indivisible” mente-cuerpo nunca pensada), realidad a la que hemos entrado de forma espontánea y rápida, sin que fuera denunciada, ni mucho menos combatida más que en exclamación nostálgicas aludiendo a la añoranza romántica de preservar las cartas o misivas de los enamorados. Pasamos de un sistema de dominación local, y en algunos intentos con la intención de hacerlos global, el imperio romano, el predominio hitleriano, etc., que tenían las características de ser movimientos sociales violentos, reales, concretos, a un sistema mundial de explotación dominante virtual-real.

Aunque pareciera que las resistencias culturales, religiosos, y raciales (la eterna guerra “religiosa” por la exclusividad del lugar santo de la cuna de las religiones occidentales en el medio oriente, el temporal clima de democratización y libertad de la primavera Árabe, la guerra fría que terminó con la caída del muro de Berlín, los movimientos izquierdistas de Sudamérica en los setentas, hace unos pocas el chavismo, el lulismo, etc., desaparecidos de la faz de la tierra, el evo moralismo con su burgués revolución indígena aislada, etc.), la guerra comercial geopolítica,  pudieran ser contrapesos de ese sistema mundial de explotación virtual-real, “la verdad del verdadero orden mundial” estaba planteada premeditadamente por ese mismo sistema mundial de explotación dominante virtual-real, es decir, eran previstos y permitidos, aunque eso sí, controlados, y condenados a morir casi inmediatamente; y este dominio aparentemente es compartido con potencias como la Rusia de Putin o la China del Partido Único, pero no es así, los Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Francia e Israel son los verdaderos dueños del predominio blanco del sistema mundial de explotación dominante virtual-real. Desafortunadamente ese proceso de dominación sólo se podría pensar y filtrar en los filmes de conspiraciones, y jamás pensamos que podría ser lo real de nuestra vida social y pública.

Fue así como los agentes del imperio mundial han utilizado la era de la internet como placebos a esa triste vida humana, y el decepcionante malestar en la cultura al fin pudo encontrar su fin en el apasionante deslizamiento perpetuo a grandes velocidades en las carreteras infinitas virtuales de la internet, sustituyendo la neurosis pública por una esquizoide pública, nuestra neurosis privada hecha pública como religión, pasó a ser el deslizamiento de la deprimente locura privada a una apasionante esquizoide pública controlada. Los muros concretos de los manicomios privados cedieron a la instalación de un muro virtual de un manicomio mundial sin muros.

Pero el escenario del verdadero orden mundial, comenzó a construirse desde hace un buen tiempo, e incluso, las oposiciones a él sirvieron para consolidarlo, fue así como lo señala Althusser, los “intelectuales armados” (Filosofía y Marxismos Althusser L. 1988) desaparecieron de la faz de la tierra antes que las predicciones marxistas se cumplieran, principalmente el empoderamiento de una única clase trabajadora dominante, y ante las heridas recientes de esa época, las conflagraciones bélicas, la 1ª y 2ª guerras mundiales, acompañadas de “las monstruosidades”: el holocausto judío, la carrera armamentística, las consecuencias de exterminio funesto de la “lucha ideológica” estalinismo, maoísmo, hochímismo, etc., muchos de esos “intelectuales armados” participaron de la consolidación, desafortunadamente no de la “clase trabajadora” como la única clase, sino de la emancipación y consolidación de ese clase del 1% las familias monárquicas, burgueses en el sentido que hoy le damos al término, y principalmente la raza  judía, en suma, la aristocracia y no en el sentido platónico, situados en Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Francia e Israel se situaron como la verdadera clase dominante, y la aparición del método de la globalización para la masificación de los medios de comunicación que auparon al hombre universal, todo para la perpetuación del sistema de explotación dominante mundial.

Si hoy esos ingenuos “intelectuales armados” pudieron presenciar nuestra época, se darían cuenta que hoy esas “monstruosidades” lucen empequeñecidos con la Solución Final dictada por el sofisticado Sistema de Dominio Virtual-Real que condenan a millones de seres humanos a la pobreza y muerte incluso antes de haber nacidos. Pero esa ingenuidad tiene que ver no tan sólo con la lectura equivocada y las limitaciones de nuestros intelectuales de la teoría social y pública de la naturaleza humana de no darse cuenta hoy que existe una Gran Gramática que crea su propia auto legitimación desde dentro, Sartre lo había anunciado, permitiendo la construcción de un metalenguaje que no es económico sino el Poder Puro de ese 1% que detenta la gramática y el ordenador  (la computadora) con que se construye los nuevos guiones de dominación.

El mismo Althusser lo confiesa “nos hizo (refiriéndose a pequeña “monstruosidades”) hombres instruidos en la existencia de las clases, de su lucha y de su significación” ((Filosofía y Marxismos Althusser L. 1988)), pero también nos dejaron ver como los hombres ilustres creyeron en ese posible dominio de la clase de las mayorías llamada peyorativamente “dictadura del proletario”, y que las predicciones marxistas debían cumplirse a pie juntillas con el proceso revolucionario del materialismo dialéctico, pero no fue así.

El temor de las predicciones marxista del dominio de las mayorías se convirtió en la confirmación de una clase dominante de las minorías que sólo el olfato hitleriano lo había advertido, y caímos en la auto legitimación y auto equilibrio que la Gramática de esa Clase de las Minorías había escrito hace mucho tiempo y que fue germinando hasta alcanzar la adultez que hoy luce, sin que tenga que hacer alardes más que de zafarranchos de demostración de poder y de justicia social.

La Nueva Gramática está en un tiempo por venir y no sé si provendrá de esa misma clase o haya una ruptura por algún lugar o de otra naturaleza.

Marx al que hay que volver a su obra para entender el entramado conceptual que tuvieron que crear para auto legitimar el poder de esa Clase de las Minorías Dominante, y en cierta forma, podemos acusar al mismo Marx de ser un agente antirrevolucionario y del imperio, puesto que sirvió para acuñar la teoría que había que descalificar para abrir paso a la nueva Teoría de la Nada, del Poder por el Poder, donde no se necesitaría una nueva máscara puesto que el sujeto nunca es el mismo en su deslizamiento perpetuo en el mundo virtual. La estación de tránsito es infinita.

Heráclito emerge como el teórico que mejor puede fundamentar el lugar del hombre y su naturaleza.

Cuando Marx desautoriza la lectura de su teoría del plusvalor humano como simple materialismo dialéctico, advirtiendo su condición fantasiosa e ineficaz y contradictoria, diciendo que “la dialéctica que con mayor frecuencia ha servido a los poderes establecidos, es también crítica y revolucionaria.”, lápida de esta forma, toda esperanza que es posible un mundo humano más allá del valor al trabajo y la plusvalía, sin clases sociales, más que una, la Clase Humana, luego entonces, sí podríamos hablar de humanismo antes no. Pues en ese intento de abandonar el valor profético del marxismo como materialismo dialéctico “los intelectuales armados” sirvieron para la auto legitimación del poder de la clase de las minorías, y uno de ellos fue nuestro buen intelectual Louis Althusser.

El guion Marxista era la única Gramática que hubiera podido competir contra la gramática genetista del 1%, que hoy es dueña del mundo, y que hoy descaradamente no tiene que inventar nuevos conceptos para auto legitimarse, y se presenta descarada, audaz e inhumana. Qué importa el hambre de millones de humanos en el mundo aun habiendo alimentos, qué importa los derechos humanos más que como retórica política y ad hoc, qué importa la perdida de certeza de futuro de las nuevas generaciones humanas.

El mundo quedó a merced de una sola visión del hombre social, de una economía que opera independiente de la política e incluso podríamos decir que determina las políticas públicas del acto de gobernar, la maquinaria económica neoliberal troquela al sujeto necesario que reproduce el modelo de producción. El problema que esa autonomía de la economía trajo como consecuencia del libre mercado que práctica y la sociedad abierta y forcluida de toda esfera de eticidad, el nomo y la physis se separan, y sepultan la condición de justicia y los soportes de la democracia la igualdad y la justicia social, dejando un escenario mundial donde las riquezas quedan en manos de unos cuantos.

El aparato de dominio sofisticado por sus instrumentos, más no por sus formas, necesita establecer una estructura operativa que permita vigilar que se cumpla el guión de la gramática de dominio, en cada país se establecen los cuadros operativos de control, y los medios de información sirven como la principal herramienta alienante, ahora multiplicado su velocidad por la cibernética de las redes sociales a través de la internet, paradójicamente se creía que a mayor capacidad de información mayor libertad, pero resulta todo lo contrario a mayor capacidad información en la internet menor libertad por quedar atrapados en un deslizamiento perpetuo en la esquizoide del mundo virtual, un link te lleva a más links sin la posibilidad de detenerse.

Si partimos que ese sistema de explotación y dominio real-virtual utiliza a la democracia como un placebo siempre a realizarse en un tiempo por venir, y una economía que exacerba la injusta distribución de las riquezas, y la división de clases entre la minoría dominante y la mayoría fragmentada y en el límite de la pervivencia, parece que el futuro se contempla como una reproducción de una escena trágica y una muerte anunciada por inanición, y la meta cognición a lo sumo nos permite darnos cuenta de esa fatal contradicción del sistema democrático.

La crisis de los sistemas públicos en los corpus sociales esclavizados operan como un excedente del sistema de control que no debe presionar en demasía la cohesión social, y la economía debe regularse para no colapsar el mercado global, el problema no es una falta de recursos para alimentar a los habitantes del planeta, el problema es el control de esos recursos y el uso como cinturones de castigo a los sistemas que quieran emanciparse.

Agregamos que teniendo en cuenta la naturaleza humana individual y narcisa, egoísta y gregarias, el poder público siempre es el lugar exacto donde se exacerba esa naturaleza humana, la política se convierte en un instrumento para satisfacer los apetitos más egoístas, y se colapsa la superestructura y la conciencia moral del individuo, por lo regular, esa psicología del ello termina por colapsar la organización e instituciones sociales. Paradójicamente el sistema de dominio se sirve de esa psicología del ello, y encuentra en los individuos afectados sus mejores aliados. Por lo regular son el extremo derecho de la línea que va de lo social a lo individual.

Reconocer las paradojas de la fe y la razón, la naturaleza humana dividida en clases, y el predominio de las minorías, la nueva gramática resulta un perogrullo puesto que se necesita estar fuera de ese estadio alienante de la gramática en acto, y volver a ella para descalificar y poder cambiarla, y como esto es un imposible en lo real y sólo se sostiene en la lógica de lo posible o el ideal por-venir, tenemos que emerger desde dentro y atajar las condiciones humanas egoístas.

El debate al final de cuenta no está en salir de ese sistema de dominio sino ser parte de ese dominio, algunas naciones las tienen más difíciles incluso por su situación geográfica y demográfica, otras más favorecidas por sus liderazgos y desarrollos pueden hacer el intento de ser parte de ese dominio.

La pregunta es, qué hacer para ser parte de ese dominio, qué condiciones se deben tener, excluimos por impracticas las alternativas nostálgicas socialistas leninista.marxistas, pero también, las democracias neoliberales de derecha, que han demostrados que intentan replicar el modelo económico capitalista con gobiernos corruptos y alienados intrínsecos e extrínsecos, y los resultados son patéticas sociedades que retroceden e incrementan la pobreza y la ingobernabilidad. No se puede estar fuera del sistema de control y dominio, tampoco recurrir a las ideologías porque ninguna ha planteado una alternativa económica de éxito, como lo intentaron en la guerra fría los países de la Europa del Este, pero si respetando el modelo económico, ejercer una democracia social libre de la corrupción.

Podemos decir que la democracia social es el punto intermedio entre el modelo de dominio neoliberal y las utopías del bienestar de las mayorías, si podemos controlar la espiral egoísta en el poder público, y por otro parte, dirigir los recursos que genera el estado a lo social y a desacelerar los indicadores de pobreza y marginación, podemos también hablar de crecimiento económico y participación del mercado global.

El punto de partida es lo comunitario y el punto de llegada es también lo comunitario, extraviado en un punto del desarrollo de lo humano, pero que debemos retornar para volver a protegernos como especie.

La nueva gramática de lo local, de lo comunitario.

Octubre de 2021

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial