21 de mayo de 2024

Avanza la puesta en valor de la Zona Arqueológica de Ichkabal, en Quintana Roo

·         Setenta especialistas en arqueología realizan tareas de investigación y conservación para su apertura al público en agosto de 2024

·         La Sedena acompaña la labor del INAH con la construcción de instalaciones de servicios y del camino que unirá al sitio con la estación Bacalar del Tren Maya

Además de ocho recintos museales que se unirán al Gran Museo Maya de Chichén Itzá -cuyas puertas abren al público este 1 de marzo de 2024-, el proyecto prioritario del Tren Maya, impulsado por el Gobierno de México, prioriza la apertura de nuevas zonas arqueológicas, entre las que destaca Ichkabal, ubicada en Quintana Roo.

Los avances sobre la puesta en valor de este sitio fueron compartidos por la Secretaría de Cultura federal, a través del director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, en la conferencia matutina que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció en Cancún, Quintana Roo, donde inauguró el Tramo 5 norte del sistema ferroviario, el cual une este destino turístico con la ciudad de Playa del Carmen.

De acuerdo con el antropólogo, en Ichkabal -cuya cronología va del periodo Preclásico Medio (400 a.C.) al Posclásico Tardío (1500 d.C.)- se han reforzado los trabajos encaminados a su apertura pública, mediante el Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza).        

En conjunto con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dijo, un equipo de 70 especialistas en arqueología labora en siete frentes de trabajo. “De este modo, si hasta hace ocho meses se conocían como máximo cuatro edificios prehispánicos, pronto podremos apreciar decenas de estructuras que, sin duda, volverán a Ichkabal uno de los más grandes destinos culturales de Quintana Roo y del mundo maya”.

Prieto Hernández estimó que las acciones de investigación y conservación en los monumentos prehispánicos de Ichkabal (“entre bajos”, en lengua maya) concluirán hacia agosto de 2024.

En su intervención, el general de la Sedena, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, informó que las obras complementarias del Promeza, las cuales al día de hoy reportan 30 % de avance, incluyen la habilitación de servicios sanitarios, taquillas y áreas de descanso para el público visitante, así como la construcción de una biblioteca, espacios públicos y un camino de acceso que unirá al sitio patrimonial con la estación Bacalar del Tren Maya.

Al brindar un balance de las labores de salvamento arqueológico que el INAH conduce en las obras del Tren Maya, en sus etapas finales, Diego Prieto Hernández indicó que, al corte del 29 de febrero de 2024, se han registrado 60,574 elementos inmuebles y 1,427,061 tiestos cerámicos, cuya información es valiosa para conocer redes de intercambio, modas u otros elementos de la vida cotidiana de los mayas de la antigüedad.

Por lo que respecta a bienes muebles, se han recuperado 1,973, de los cuales 1,518 están en labores de restauración a lo largo de los frentes de trabajo establecidos en los siete tramos del tren.

“Gran parte de estas piezas, entre vasijas y esculturas, nutrirán los nuevos museos, como ya es el caso en Chichén Itzá, y hemos acordado con personal de la Sedena instalar vitrinas en las propias estaciones del Tren Maya, desde las cuales podamos acercar estos hallazgos a la población y a los turistas”.

Finalmente, el titular del INAH señaló que los enterramientos humanos precolombinos, localizados hasta el momento, ascienden a 699; en tanto que los rasgos naturales asociados con huellas culturales, a 2,252.

Cabe destacar que durante la inauguración del Tramo 5 norte del Tren Maya se invitó a las y los mexicanos y a las y los visitantes del extranjero a conocer los sitios patrimoniales ubicados en las cercanías de este segmento de la obra ferroviaria, como las zonas arqueológicas de El Rey y San Miguelito.