28 de noviembre de 2022

Zenyazen Escobar participa en la Segunda Jornada de Fabriquemos Agua Reforestando

• Lo acompañaron docentes de la región, que en todo momento manifestaron su respaldo al secretario por ser ejemplo al acudir a este tipo de actividades.

Ejido Tula, Mpio. Ángel R. Cabada, Ver., a 2 de octubre de 2022.- “Crear conciencia ambiental y reforestar es vital, por ello hoy las y los maestros veracruzanos nos sumamos a la Segunda Jornada de Fabriquemos Agua Reforestando”, expresó el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, al responder al llamado del gobernador Cuitláhuac García Jiménez a participar en este evento coordinado por la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA).

Acompañado por docentes de la región, como del Instituto Tecnológico de Alvarado, Escobar García expresó que este tipo de acciones son importantes para el magisterio, pues además de contribuir en actividades que benefician a la población, se enseña a las y los estudiantes con el ejemplo.

La jornada se replica en 23 municipios de la entidad, con la finalidad de sembrar alrededor de 30 mil plantas en zonas estratégicas; en el caso de este municipio, en el ejido Tula se originan la cuenca Tecolapilla y el río Papaloapan.

El presidente municipal de Ángel R. Cabada, Julio César García Machucho, hizo una invitación a la ciudadanía en general para cuidar los ríos, sembrar árboles y evitar el consumo de plásticos, y se pronunció a favor de la realización de este tipo de eventos sin importar las dimensiones, pues toda acción suma beneficios.

Por parte de la SEDEMA, Víctor Hugo Aguirre Hernández consideró que la gente debe tener un pensamiento y actitud de respeto hacia el medio ambiente, por ello la importancia de este tipo de actividades, las cuales se continuarán realizando.

El coordinador de Ecología de la SEDEMA, Cuauhtémoc García Mogo, explicó el porqué la elección de este ejido para efectuar la segunda jornada, ya que se trata de una zona estratégica, donde confluyen dos microcuencas y se origina gran parte del agua que sustenta la parte económica, gracias al turismo que generan los balnearios, y la parte de subsistencia, al ser la fuente de agua potable para las comunidades, así como la recarga del acuífero y pozos.