miércoles, octubre 27

Versión estenográfica. Inauguración de instalaciones de la Guardia Nacional, en Tecate, Baja California

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Tecate:

Nos da mucho gusto estar de nuevo en Tecate, en esta ocasión para inaugurar estas instalaciones de la Guardia Nacional.

Yo quiero recordar que la estrategia nuestra para lograr la paz y la tranquilidad en el país tiene dos pies:

Uno, es el de procurar la justicia, el que todos los mexicanos tengan garantizados sus derechos sociales, que no haya pobreza y que nadie por falta de oportunidades tome el camino de las conductas antisociales, por eso los programas de Bienestar, con el criterio de que la paz es fruto de la justicia.

El otro pie es el de organizarnos, trabajar juntos para que, con las corporaciones policiacas, con el Ejército, con la Marina, se garantice la protección de los ciudadanos.

En los dos propósitos vamos avanzando. Aquí en Tecate, por ejemplo, hay jóvenes que están trabajando como aprendices para que no los enganchen y se vayan a las filas del crimen.

Aquí en Tecate hay cuatro mil 343 jóvenes de bachillerato que reciben becas para estudiar.

Aquí también hay estudiantes de nivel básico, es decir, preescolar, primaria, secundaria, mil 418 que tienen beca; 46 estudiantes de nivel universitario, de familias humildes, también reciben becas en Tecate.

Aquí hay tres escuelas, en Tecate, que ya están recibiendo de manera directa su presupuesto para el mantenimiento de las instalaciones, para que estén en buen estado las escuelas y queremos que todas las escuelas de Tecate cuenten con su presupuesto, ese es el objetivo, la meta.

También hay cinco mil 988 adultos mayores en Tecate que reciben una pensión, casi seis mil adultos mayores. Y va a aumentar, porque ya la pensión no sólo se va a entregar a mayores de 68 años, sino vamos a comenzar a entregar la pensión desde los 65 años; y también se va a ir incrementando el monto, ya en este bimestre es 15 por ciento más y así hasta que en enero del 2024 los adultos mayores reciban el doble de lo que reciben en la antigüedad.

Mi sueño, mi deseo, es que, si hay un par de ancianos, de adultos mayores, en una familia, juntando las dos pensiones puedan tener para sus alimentos, para lo básico y eso va a convertirse en una realidad.

También aquí en Tecate hay mil 523 niños y niñas con discapacidad que reciben pensión.

Aquí en Tecate se está construyendo, si no es que ya se terminó, un Banco del Bienestar, para que la gente no tenga que trasladarse lejos, a Tijuana o a otras partes, y pueda cobrar en este banco lo que por derecho y justicia les corresponde.

Aquí en Tecate hemos entregado créditos para pequeños comerciantes, pequeños empresarios. Y Tecate se beneficia también con el programa de la frontera, porque aquí en Tecate los empresarios tienen descuentos en el pago de impuestos, el IVA no se paga al 16 por ciento, sino al ocho por ciento, el Impuesto Sobre la Renta al 20 por ciento.

Aquí en Tecate desde que llegamos al gobierno aumentó el salario mínimo al doble y esto va a seguir mejorándose, porque el salario mínimo en nuestro país, y es una vergüenza hasta decirlo, era el salario mínimo más bajo en América Latina, de los más bajos del mundo.

Hemos aumentado el salario en general como nunca, casi en 50 por ciento en el tiempo que llevamos, nunca había aumentado tanto el salario mínimo y, sin embargo, sigue estando arriba el salario mínimo en Guatemala, en El Salvador, en Honduras, con respecto al salario mínimo en nuestro país.

Afortunadamente, estamos convenciendo a los empresarios para que juntos esto se vaya corrigiendo, porque durante todo el periodo neoliberal no aumentaron el salario mínimo, hubo años que ni siquiera aumentaron lo que significaba la inflación; de modo que el salario, en vez de aumentar, de ganar en poder adquisitivo, perdía, en los últimos 30 años se perdieron alrededor del 70 por ciento del poder adquisitivo del salario, del poder de compra del salario.

Y es muy sencillo de explicar y de entender, no hace falta ser economista. Hace 25 años, 30 años un salario mínimo alcanzaba para comprar 50 kilos de tortilla, con un salario mínimo se podían comprar 50 kilos de tortillas; cuando llegamos al gobierno se podrían comprar con un salario mínimo sólo seis kilos. Aumentamos el salario y, de todas maneras, apenas un salario mínimo alcanza ocho, nueve kilos de tortilla. Imagínese cuánto tenemos que recuperar de lo perdido. 

A veces me sorprende el que haya quienes defienden la anterior política económica, es increíble, porque no tienen toda la información. Nosotros no queremos ya esa política económica antipopular, entreguista, que sólo benefició a una minoría y que dejó en el abandono a nuestro pueblo.

Tenemos aquí en la frontera que agradecer a nuestros paisanos migrantes porque, imagínense, si ellos no hubiesen tomado la decisión durante el periodo neoliberal, que fue cuando más se fueron, si no hubiesen tomado la decisión de emigrar y se hubiesen quedado, si de por sí se desató la violencia, hubiese habido un estallido social. Pero nuestros paisanos migrantes, muy responsables, prefirieron irse a buscar la vida del otro lado de la frontera, arriesgándolo todo, buscando mejores condiciones de vida y de trabajo.

Y miren lo que son las cosas, las vueltas que da la vida, ahora ellos nos están ayudando. El año pasado, con la pandemia, enviaron a sus familiares 40 mil 600 millones de dólares y en lo que va de este año ha crecido la cantidad de remesas y eso llega a 10 millones de familias abajo, y eso nos ha permitido reactivar la economía y que no haya crisis de consumo y que la gente tenga para lo indispensable.

Esas remesas, con estos programas de apoyo, nos han permitido enfrentar la crisis desatada por la pandemia. Y no hemos tenido asaltos de tiendas, porque la gente tiene lo indispensable, lo básico para sus necesidades. Por eso es muy importante la política social, la política de bienestar; no se resuelve todo sólo con medidas coercitivas.

Pero también es importante la presencia de la autoridad y también en eso no había orden, lo que aquí mencionó Rosa Icela. La Policía Federal, también con buenos elementos, como todo, no se puede generalizar, pero no tenían equipos, no había infraestructura, no tenían cuarteles como estos, los mandaban a enfrentar a la delincuencia y tenían que acampar o que quedarse a vivir en hoteles, en situaciones deplorables.

Ahora no, esta es una institución que se está creando, que se está construyendo con la guía, de la mano de la Secretaría de la Defensa y de la Secretaría de Marina, dos instituciones que son pilares del Estado mexicano, dos instituciones con profesionalismo, dos instituciones que aplican la disciplina que se requiere y que saben actuar con rectitud, con lealtad al pueblo, a la patria.

Antes, se pensaba que el soldado, el marino, eran ajenos al pueblo, a la sociedad, cuando el marino y el soldado son pueblo uniformado, y eso es lo que ahora se está poniendo de manifiesto. Es el pueblo cuidando al pueblo, el pueblo protegiendo al pueblo y nos estamos organizando muy bien.

Lo que decía también Rosa Icela, estas instalaciones van a quedar, son 266 coordinaciones territoriales, pero van a haber muchas más instalaciones.

Aquí está Victoria Rodríguez, subsecretaria de Egresos de Hacienda, que está tomando nota. Pero no es un gasto, es una inversión. Una instalación de esta para albergar a 120 elementos con dormitorios, con aula, con comedor, con toda esta barda perimetral, con esta cancha, 25, 30 millones de pesos, más o menos. ¿O estoy mal, general? Eso es.

Se construye en tres, seis meses una instalación, imagínese si se tuviese que hacer con empresas contratistas. Para empezar, no se terminarían, quedarían inconclusas y no costarían 25, 30 millones, sino 100, 150 millones. Esto es posible por los ingenieros militares, a los que les agradecemos mucho.

Entonces, nos estamos organizando bien.

La Policía Federal en su mejor momento llegó a tener 40 mil elementos, pero la mitad se dedicaban a actividades administrativas y realmente operativos pues no pasaban de 10 mil. Ahora tenemos 100 mil elementos en la Guardia Nacional, bien formados, capacitados, con estas instalaciones.

Y el propósito es que, una vez consolidada esta institución, para que no vayan a destruirla, porque ahora ya en el poco tiempo que lleva tiene prestigio, lo que aquí mencionó Rosa Icela, la gente nos pide que tengan para su protección Guardia Nacional.

Y ya en las encuestas que hace el Inegi ya está en tercer lugar en aceptación del pueblo la Guardia Nacional. Marina y el Ejército en empate técnico en aceptación, y luego la Guardia Nacional, pero con mucha diferencia con relación a las policías, con todo respeto, las policías municipales, estatales.

Entonces, todo lo que se ha ido ganando se podría perder si de nuevo regresa la Guardia Nacional a depender de la Secretaría de Gobernación. 

Y, toco madera, pero que regresaran los mismos de antes, imagínense cuánto tarda. La acaban en dos, tres años, se dedican a hacer negocios.

Por eso la propuesta de que la Guardia Nacional se consolide y en su momento pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional como una rama más de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Y agradecerle mucho a los elementos de la Guardia Nacional, mujeres y hombres, por todo lo que hacen. Nosotros no los vamos a excluir, vamos a procurar que tengan buenos salarios, que tengan buenas prestaciones, que tengan seguridad social para ellos y para sus familias, porque es fundamental el trabajo, la labor, la tarea que llevan a cabo todos los integrantes de la Guardia Nacional.

Vamos hacia adelante y suscribo el discurso de Rosa Icela, y también yo agradezco al gobernador Jaime Bonilla por la manera en que se está trabajando con la federación. Estamos trabajando en forma coordinada.

Y por eso dijimos: Se van a vacunar a todos los ciudadanos de Baja California de 18 años en adelante y lo vamos a hacer en ocho, en 10 días, porque necesitamos abrir la frontera y convencer al gobierno de Estados Unidos de que ya es tiempo de que se abra por entero, por completo, la frontera. Y ya cumplimos, ya se terminó de vacunar, quedan algunos remisos que siempre se tardan en llegar, hay una reserva de vacunas, pero ya se terminó y ahora vamos a la frontera de Sonora.

Y vamos a hablar con el gobernador de California y desde luego con el presidente Biden, con la vicepresidenta Kamala Harris, que se han portado muy bien. Las vacunas que se aplicaron aquí en Baja California fueron una donación del gobierno de Estados Unidos y lo agradecemos. Y ahora vamos a hablar con ellos para decirles: Ya se vacunó Baja California; y tanto al gobernador de California como al presidente, a la vicepresidenta, les vamos a pedir que se abra la frontera. Ya di instrucciones al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para que busque al gobernador de California y se hagan los trámites para abrir lo más pronto posible la frontera.

Eso es todo y muchas gracias, amigas y amigos. 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial