15 de agosto de 2022

Refinería Olmeca será productiva desde 2023, asegura presidente

El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que el 1 de julio la refinería Olmeca en Paraíso, Tabasco, iniciará la etapa de pruebas y el año próximo estará produciendo a toda su capacidad.

“Estamos trabajando para que en el 2023, es un desafío, dejemos de comprar las gasolinas y no es un asunto fácil porque ahora que está creciendo la economía está aumentando el consumo”, explicó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario destacó que la refinería Olmeca tiene una ubicación estratégica en el puerto petrolero de Dos Bocas.

Reiteró la necesidad de alcanzar la autosuficiencia energética en el corto plazo ante el contexto internacional adverso.

“Ese es el propósito: que el año próximo podamos procesar toda nuestra materia prima y no comprar gasolinas ni diésel porque estamos previendo que se va a prolongar la crisis de precios altos en combustibles, porque no hay capacidad suficiente de refinación en el mundo”, apuntó.

En el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo indicó que la reciente compra de la planta Deer Park, en Texas, fue un acierto.

“Este año prácticamente se obtiene lo que se destinó para comprarla porque ahora refinar es un gran negocio. (…) Nosotros tendremos la posibilidad de refinar toda nuestra materia prima en el 2023”, precisó.

Simultáneamente el Gobierno de México impulsa la modernización de las seis refinerías existentes en el país con el propósito de no comprar combustibles en el extranjero.

“Hemos invertido desde que llegamos como 40, 50 mil millones de pesos. Fue un acierto, porque si las hubiésemos dejado como estaban, estaríamos procesando el 20 por ciento de su capacidad de estas refinerías, ahora las tenemos al 60 por ciento y las vamos a llevar a más del 80 por ciento de su capacidad”, aseveró.

El presidente indicó que el Gobierno de la Cuarta Transformación emprende acciones para garantizar el mantenimiento de las plantas petroquímicas y reactivar la industria tras el abandono por parte de sexenios anteriores.

“Procurar que no se sigan deteriorando porque de toda la industria petrolera, lo que más dañaron estos neoliberales, fue la petroquímica. Prácticamente la destruyeron; era ejemplo mundial de todo el desarrollo petroquímico de México y lo abandonaron por completo”, planteó.