miércoles, agosto 4

Concluye en Ginebra el 47° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

  • La reunión tuvo por objeto dialogar y tomar decisiones sobre cuestiones fundamentales en la materia, como las implicaciones de la pandemia de COVID-19 en el disfrute de los derechos humanos.
  • Durante la sesión se adoptó la resolución promovida por México sobre los derechos humanos de los migrantes.
  • La resolución llama a los Estados a asegurar que la gestión de la pandemia, incluyendo en las fronteras, sea congruente con las normas y estándares del derecho internacional.

El día de hoy concluyeron los trabajos del 47° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se lleva a cabo en la sede de esa organización en Ginebra, Suiza. Durante cuatro semanas de trabajo, el principal órgano de derechos humanos de la ONU se reunió para dialogar y tomar decisiones sobre cuestiones fundamentales en la materia, como las implicaciones de la pandemia de COVID-19 en el disfrute de los derechos humanos, la igualdad de género, los derechos humanos de las personas migrantes, el uso desproporcionado de la fuerza contra personas afrodescendientes, las nuevas tecnologías y el disfrute de los derechos humanos en internet. 

Al inicio de los trabajos, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentó un informe sobre la manera en la que los Estados deben responder a la pandemia y a otras emergencias sanitarias. La funcionaria presentó además recomendaciones para asegurar que todas las estrategias relacionadas con el sector de la salud y con la recuperación económica estén alineadas integralmente con las obligaciones internacionales de los Estados en materia de derechos humanos, en particular la no discriminación por ningún motivo y la igualdad de género.

México expresó su preocupación por las situaciones que se agudizaron en los últimos meses en Palestina, Tigray y Nicaragua. Nuestro país reconoció que enfrenta importantes retos para la construcción de una sociedad equitativa y justa, para lo cual es necesario un combate frontal a la corrupción y a la impunidad, generando condiciones propicias para prevenir la violación de los derechos humanos. Aunado a esto, se reiteró el compromiso de mantener un diálogo constructivo y de colaboración con la Oficina de la Alta Comisionada. Finalmente, se hizo un llamado respetuoso a defender el multilateralismo, que permita una efectiva promoción y garantía de los derechos humanos, evitando la politización de las discusiones del Consejo.

Durante los trabajos del Consejo, en línea con su política exterior en materia de derechos humanos, México promovió un proyecto de resolución sobre los derechos humanos de los migrantes, el cual fue adoptado por consenso, y copatrocinado por 33 países de todas las regiones. El texto reafirma que todas las personas migrantes, sin importar su condición migratoria, son sujetos de derechos humanos, y se enfoca en la protección de estos para los migrantes en situación de vulnerabilidad, quienes han sufrido de manera desproporcionada los impactos de la pandemia de COVID-19, y que refleja los desafíos de los países de origen, tránsito, destino y retorno de la migración. 

Por lo anterior, la resolución promovida por México llama a los Estados a asegurar que la gestión de la pandemia, incluyendo en las fronteras, sea congruente con las normas y estándares del derecho internacional, privilegie un enfoque inclusivo de las personas migrantes y evite crear o exacerbar las situaciones de vulnerabilidad. Asimismo, resalta la importancia de la cooperación internacional en la gobernanza migratoria y recuerda el valor del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, del cual México ha sido uno de sus principales promotores. Nuestro país expresó su compromiso para implementar dichos estándares a nivel nacional por medio de la legislación y el diseño de políticas centradas en el respeto de la libertad y la dignidad de todas las personas.

Al final de su sesión, el Consejo de Derechos Humanos adoptó 19 proyectos de resolución sobre cuestiones temáticas como el derecho a la educación, el impacto de la corrupción en el disfrute de los derechos humanos, la igualdad de género, y el impacto de las transferencias de armas en los derechos humanos. El Consejo también adoptó 6 resoluciones sobre la situación de derechos humanos en países específicos, incluyendo Siria, Eritrea, Etiopía, Bielorrusia, Myanmar y Ucrania.

México participó además en debates relacionados con la igualdad de género y los derechos sexuales y reproductivos de mujeres y niñas, los derechos humanos en el contexto del VIH y el SIDA, las empresas y los derechos humanos. Durante las discusiones relativas a la respuesta de los Estados a la pandemia de COVID-19, México hizo nuevamente un llamado para asegurar el acceso asequible, oportuno, equitativo y universal a las vacunas contra dicha enfermedad y evitar su acaparamiento.

Con la participación activa y decidida de la delegación mexicana durante los trabajos del 47° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, México contribuye al desarrollo progresivo de los estándares internacionales de derechos humanos y refrenda su compromiso con la promoción de los derechos humanos en el mundo.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial