domingo, noviembre 28

Acuerdan Agricultura y avicultores reforzar acciones de la campaña contra la influenza aviar

  • Se trata de una enfermedad que implica grandes riesgos para la avicultura nacional, por lo que es responsabilidad del Gobierno de México encabezar las acciones que posibiliten su erradicación.
  • El Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) destacó que el nuevo plan de trabajo permite dar un giro a la campaña para erradicar esta enfermedad que ingresó a México en 1994.

Con el objetivo de erradicar la influenza aviar de baja patogenicidad (H5N2) y la de alta patogenicidad (H7N3), la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la industria avícola acordaron nuevas medidas dentro de la campaña nacional, las cuales comenzarán en la zona productora de Jalisco.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, acompañado de los responsables de Salud Animal del organismo, acordó con representantes del gobierno estatal de Jalisco y con productores, las directrices del reforzamiento de las acciones sanitarias.

El funcionario de Agricultura comentó que la influenza aviar es una enfermedad que implica grandes riesgos para la avicultura nacional, por lo que es responsabilidad del Gobierno de México encabezar las acciones que posibiliten su erradicación.

No obstante, subrayó, la Campaña Nacional, que operan los técnicos de Agricultura, sólo puede ser exitosa con la participación activa del sector productivo y las autoridades estatales, sobre todo en Jalisco, entidad que produce 52.2 por ciento del huevo nacional y 11.2 por ciento de la carne de ave.

El funcionario federal indicó que con este nuevo esquema de vigilancia epidemiológica, sumado al fortalecimiento de la notificación oportuna, los avicultores harán suya la campaña, y valorarán que la información oportuna representa ventajas para la industria.

El director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, resaltó que el nuevo plan de trabajo permite dar un giro a la campaña para erradicar la enfermedad, la cual ingresó a nuestro país en 1994.

Recordó que con el paso del tiempo y aunado a las condiciones de explotación avícola, la invasión de zonas ecológicas y la migración de aves silvestres de América del Norte, la enfermedad se diseminó en 21 entidades, en las que a la fecha se controla bajo un esquema de vacunación obligatoria.

De acuerdo con proyecciones del Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para 2050 los países deben duplicar su producción avícola actual, por lo que México debe hacer un esfuerzo para erradicar las principales enfermedades que merman su producción.

El director de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA) del Senasica, Roberto Navarro López, destacó que los nuevos procedimientos son la culminación de años de trabajo con los avicultores.

El objetivo es fortalecer las acciones contra esta enfermedad que en 2012 derivó en un brote que cobró la vida de millones de aves en Los Altos de Jalisco, y puso en riesgo la avicultura nacional.

Señaló que a nueve años de este suceso, el virus ha evolucionado, por lo que el organismo de Agricultura, de la mano con la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios (Pronabive) y laboratorios privados especializados, ha asumido la responsabilidad de dotar a los avicultores de vacunas eficientes.

Detalló que el inicio de la estrategia nacional contempla a Los Altos de Jalisco, por su alta producción, además de que es una región ubicada entre cuerpos de agua a los que acuden aves migratorias provenientes de Estados Unidos y Canadá, en muchos casos portadoras de la enfermedad.

Navarro López precisó que una de las acciones más relevantes de este nuevo plan de acción, es que los médicos veterinarios oficiales acudirán al ciento por ciento de las granjas para obtener muestras biológicas de aves de parvada y datos sobre mortalidad diaria, que deberá aportar el personal de la unidad de producción, con el objetivo de no violar las medidas de bioseguridad.

Comentó que el primer paso consistió en conformar un nuevo censo de granjas registradas y no registradas ante el Senasica, lo que permitirá llevar a cabo monitoreo virológico, con la finalidad de detectar cargas virales y serológicos, para ubicar presencia de anticuerpos, en las gallinas ponedoras y las aves de consumo.

También, los técnicos del organismo de Agricultura evaluarán las medidas de bioseguridad de las unidades de producción y vigilarán que los animales que llegaron a fin de ciclo sean enviados a establecimientos de sacrifico Tipo Inspección Federal (TIF), para su correcto procesamiento, y con ello evitar la venta de aves vivas en mercados irregulares.

Otro punto fundamental en la nueva estrategia, dijo, es que los productores se comprometieron a someter a tratamiento térmico el estiércol de aves, conocidos como gallinaza y pollinaza, a fin de garantizar la destrucción del virus, como lo establece la Norma.

El plan de acción iniciará en 16 municipios de la región de Los Altos de Jalisco: Encarnación de Díaz, Lagos de Moreno, Ojuelos de Jalisco, San Diego de Alejandría, San Juan de los Lagos, Teocaltiche, Unión de San Antonio, Acatic, Arandas, Cañadas de Obregón, Jalostotitlán, San Ignacio Cerro Gordo, San Miguel el Alto, Tepatitlán de Morelos, Valle de Guadalupe y Yahualica de González Gallo.

Ahí operan alrededor de 70 empresas avícolas, con un inventario aproximado de 381 granjas, de las cuales 222 son de postura comercial (productoras de huevo), 55 de crianza, 13 reproductoras y 91 de engorda.

Para llevar a cabo estas acciones de vigilancia zoosanitaria, se conformó un equipo de trabajo integrado por 15 técnicos especialistas, seis de la CPA, cinco de la Agencia de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de Jalisco (ASICA) y cuatro del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria.

El presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), Juan Manuel Gutiérrez, aseguró que el Senasica ha demostrado con pruebas fehacientes, que tiene la voluntad de hacer las cosas bien y está comprometido con la sanidad de los sectores productivos, lo que ha derivado en la apertura de nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales.

Indicó que los avicultores celebran transitar a este nuevo esquema que permitirá contar con más zonas libres de la enfermedad y, a mediano plazo, lograr la erradicación de la influenza aviar de todo el país, por lo que coadyuvarán con las autoridades para lograr estos objetivos que son de interés y beneficio común.

En la reunión también participaron el director de Enlace Federal del gobierno de Jalisco, Mauro Jiménez; el titular de la ASICA, Edgar Pulido; el presidente ejecutivo y el vicepresidente de sanidad de la UNA, Arturo Calderón y Jaime Ruiz, respectivamente; el representante de Agricultura en Jalisco, Enrique García, y representantes de asociaciones avícolas de la entidad.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial